Un nódulo tiroideo es una lesión en el tiroides que se debe a un crecimiento de las células que lo forman. Tener un nódulo tiroideo no implica que el tiroides no funcione correctamente pero sí que debes acudir a un endocrino para evaluar la situación.

vídeo sobre la hernia de hiato

EMPIEZA HOY MISMO A CUIDARTE

Llama ahora al 93 218 95 32 o síguenos en redes sociales

¿Necesitas atención personalizada?

En la Clínica Alimmenta encontrarás a un equipo de dietistas-nutricionistas, médicos endocrinos y psicólogos especialistas en nutrición que te ayudarán a conseguir tus objetivos de peso y salud. Podemos atenderte en nuestra Clínica en Barcelona ó de forma online mediante videoconferencias. ¿Hablamos?

Atención Online  Contacto Clínica

¿Cómo se diagnostican los nódulos tiroideos?

Estos nódulos pueden descubrirse por palpación o de una forma casual en una prueba realizada por otro motivo. La importancia está en excluir que se trate de un cáncer de tiroides y sea cual sea la manera de detectarse este nodulo tiene el mismo riesgo.

¿Cúal es el riesgo de que un nódulo sea maligno?

Generalmente en torno al 95% de los nódulos son benignos. El cáncer de tiroides aparece en un 1-2% de la población y en general tiene baja agresividad.

Se consideran grupos de alto riesgo de tener un nodulo maligno: niños, adultos menores de 20 o mayores de 60 años, antecedentes de haber recibido irradiación en cuello y cabeza o tener familiares con cáncer de tiroides.

Se asocia a una mayor probabilidad de malignidad: un rápido crecimiento del nódulo, irradiación en la infancia o adolescencia, irradiación corporal, familiares con cáncer de tiroides, que el nódulo provoque de forma brusca y recientes cambios en la voz, en la respiración o dificultad para tragar, que en la palpación del nodulo sea una masa fija, dura, con una forma irregular o ganglios del cuello aumentados de tamaño.
El hecho de tener varios nódulos en el tiroides no disminuye la posibilidad de tener un cáncer de tiroides.

nodulos tiroides

Aparición de nódulos en la tiroides

Evaluación de los nódulos con pruebas complementarias

La Ecografía tiroidea se realiza en todos los nódulos. Es la prueba mas útil, nos proporciona información sobre el tiroides y el nódulo. Con esta información seleccionamos los nódulos que deben analizarse mediante una punción para obtener células del nodulo.

Hay características de los nódulos en la ecografía que se asocian con mayor probabilidad de que el nódulo sea maligno.

Es poco probable que un nodulo sea maligno si es regular en la ecografía bien delimitado con la imagen de un halo alrededor y no tiene vasos sanguíneos en su interior.

Si te diagnostican un nódulo en el tiroides debes realizarte una analítica para evaluar si tu tiroides produce hormonas en cantidades correctas, para ello miramos las cifras de TSH.

Si la TSH es baja, quiere decir que hay un exceso de hormonas tiroideas, se realizarán además de la ecografía una gammagrafía tiroidea.

La gammagrafía nos informa sobre el funcionamiento del tiroides, vemos si el nodulo es “frio” o “caliente”. Cuando el nódulo es caliente, significa que produce hormonas tiroideas en exceso y en general todos son benignos por lo que no se haría punción en este caso. Si es un nódulo frío, esto quiere decir que no produce hormonas tiroideas, sería susceptible de realizar una punción.

¿Cúando realizar una Punción-Aspiración Con Aguja Fina (PAAF)? ¿En qúe consiste?

Según las guias elaboradas conjuntamente por la asociación europea y americana Las indicaciones de punción son de forma simplificada:

  • Nódulos que miden mas de 1 cm o
  • Nódulos menores de 1 cm con imagen sospechosa de ser malignos en la ecografía o en los pacientes que pertenecen al grupo de alto riesgo de cáncer de tiroides

Si a lo largo del seguimiento el nodulo crece o sufre cambios en las características ecográficas habría que analizarlo

Para hacer una puncion de un nodulo de tiroides el paciente se tumba boca arriba con el cuello extendido, con una aguja fina se pincha sobre el nodulo y se obtienen células que se envían al laboratorio para estudiar con el microscopio.  Es una prueba bien tolerada y con escasas complicaciones

Interpretación del estudio citológico

Las células que se obtienen de la puncion se estudian y nos informan de si se trata de una lesión benigna, maligna o sospechosa de ser maligna. Puede que la punción no obtenga suficiente cantidad de celulas y no se pueda dar un diagnostico.  En función del resultado se continuará el seguimiento o será preciso realizar cirugía del tiroides.

Seguimiento del nódulo tiroideo

Los nódulos tiroideos precisan un seguimiento médico especializado de forma periódica. En el caso de los nódulos benignos se realizan ecografías cada 6-18 meses. Si crece se repite la punción. NO existe un tratamiento para evitar el crecimiento de los nódulos benignos. En niños y embarazadas el manejo es igual que en adultos

¿Cúando se interviene quirúrgicamente un nódulo?

Está indicado someter a intervención quirúrgica del tiroides:

  • Si el resultado del estudio de la puncion es diagnóstico o sospechoso de un cáncer de tiroides
  • Cuando tras varias punciones el resultado no da un diagnóstico definitivo
  • Cuando el tamaño del nódulo comprima estructuras del cuello o sea mayor de 4 cm

Conclusiones

La presencia de nódulos tiroideos es frecuente y cada vez se diagnostican más debido a las pruebas de imagen. El estudio de un NÓDULO TIROIDEO precisa una atención médica especializada para la realización de una historia clínica, una exploración, un estudio, seguimiento y tratamiento adecuados. Podrás encontrarme en Alimmenta.

En Alimmenta hemos ayudado a +9000 personas

Cuéntanos tu caso

Acepto la política de privacidad

Salimos en
La 1
La 2
Antena 3
La Vanguardia
El País
Mens Health
Sport Life
El Mundo
Onda Cero
ABC
Womens Health
Tele 5