dieta insuficiencia renalLa insuficiencia renal se define cómo la pérdida de la capacidad funcional de las nefronas. Hay dos tipos de Insuficiencia Renal: Insuficiencia Renal Aguda (IRA) o Insuficiencia Renal Crónica (IRC).

El riñón es el encargado de depurar la sangre de nuestro organismo expulsando hacia el exterior todas las toxinas y productos de desecho en forma de orina, para ello, actúa como un colador, por donde las moléculas que tengan un tamaño adecuado pasan (todos los productos de desecho normales) y las demás vuelven a la sangre.

Cuando la función renal falla, se excretan por orina sustancias que no se deberían excretar y, en cambio de acumulan en la sangre otras que se deberían expulsar, como la Creatinina, y sustancias de desecho que provocan daño en nuestro organismo.

Por esta razón, una adecuada alimentación forma parte del tratamiento de la insuficiencia renal. En el siguiente vídeo, os explico los principios que debe tener una dieta para las personas con esta enfermedad.

vídeo sobre la intolerancia al gluten o celiaquía

EMPIEZA HOY MISMO A CUIDARTE

Llama ahora al 93 218 95 32 o síguenos en redes sociales

¿Necesitas atención personalizada?

En la Clínica Alimmenta encontrarás a un equipo de dietistas-nutricionistas, médicos endocrinos y psicólogos especialistas en nutrición que te ayudarán a conseguir tus objetivos de peso y salud. Podemos atenderte en nuestra Clínica en Barcelona ó de forma online mediante videoconferencias. ¿Hablamos?

Atención Online  Contacto Clínica

Grados de Insuficiencia Renal

La creatinina es la sustancia que se usa para cuantificar el grado de fallo renal que se padece, con el llamado filtrado glomerular. El filtrado glomerular es el volumen de sangre que se libera de creatinina en su paso por el riñón en un minuto. Cuanto más bajo se encuentre este, más daño renal hay.

La Insuficiencia Renal Crónica es un deterioro de la función renal progresiva e irreversible que conduce a una disminución crónica de la tasa de filtración glomerular y/o a un daño renal con alteración de todas las funciones renales.

Se considera Insuficiencia Renal cuando la filtración glomerular es inferior a 60, estadio 3, donde el inicio de una intervención dietética-nutricional es obligatoria. Cuando la filtración glomerular es muy baja y el fallo renal es irreversible es necesario realizar diálisis o trasplante renal.

Estadio

Descripción

FG

Riesgo aumentado

> 60 con Factores Riesgo

1

Daño renal con FG normal

>90

2

Daño renal con FG disminuido

60-89

3

FG moderadamente disminuido

30-59

4

FG gravemente disminuido

15-29

5

Fallo Renal

>15 ó diálisis

Causas, complicaciones y síntomas de la IRC

La Diabetes es una causa frecuente de IRC en los países desarrollados. Se produce afectación renal a partir de los 10 años de evolución de la Diabetes aunque se manifiesta clínicamente a los 20 años. Por lo que uno de los objetivos terapéuticos de la terapia es mantener los niveles de HbA1c<7%.

Otra causa frecuente es la Hipertensión Arterial  (que curiosamente también es una posible complicación de IRC) ya que se produce una sobrecarga en todo el árbol vascular, produciendo un engrosamiento de la pared de los vasos dando excesivo trabajo al glomérulo y produciendo el fallo renal. Es necesario mantener los niveles de PA <130/80 mmHg ó 125/75mmHg si la se excreta más de un gramo de proteína en orina. También es necesario mantener los niveles de LDL<100 mg/dl; CT<175mg/dl y HDL>40 mg/dl.

Como objetivos terapéuticos también se encuentra corregir las complicaciones asociadas, como puede ser la Anemia y los niveles elevados de K y P en sangre. Como último objetivo, conseguir un óptimo estado nutricional evitando a la vez la desnutrición proteica y energética y evitando el sobrepeso-obesidad.

La IRC puede causar complicaciones como la hipertensión arterial, anemia, huesos débiles y daño nervioso. También aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Los síntomas más característicos de la IRC son: sentirse más cansado y con menos energía, dificultad para concentrarse, poco apetito, problemas para dormir, calambres musculares a la noche, pies y tobillos hinchados a causa de la acumulación de líquidos y orinar con más frecuencia, especialmente durante la noche.

La alimentación en la IRC

Cuando se padece IRC es importante reducir el consumo proteico ya que las proteínas tienen un alto peso molecular (son moléculas de gran volumen) y pueden afectar al riñón (el colador) más de lo que ya está.

La ración de carne debe ser de 100-125 gramos y la de pescado 140-150 gramos (el tamaño para una persona sana ronda los 200 gramos).

Es importante tener controlado el aporte de K, P, Na.

Como se ha comentado en el apartado anterior, es necesario aportar las calorías necesarias para evitar la desnutrición y el sobrepeso.

Otras cosas a tener en cuenta

  • En ausencia de dislipemias (niveles de triglicéridos en sangre altos)  y obesidad consumir lácteos enteros o semidesnatada ya que contienen menor cantidad de Fósforo
  • Incluir en los menús alimentos con bajo aporte de grasa saturadas, tipo trans y colesterol: aceite de oliva; carnes y pescados blancos.
  • Reducir la presencia de: carnes rojas, corderos, embutidos, mantequilla, productos de pastelería y bollería industrial, comidas preparadas, aceite de palma, coco, grasa hidrogenada
  • Si se requiere control de líquidos. Control de alientos que sean líquidos a temperatura ambiente.
  • Excluir los alimentos ricos en sodio
    • No añadir sal de mesa
    • Salazones, productos curados, comidas preparadas, marisco, conserva, encurtidos
    • Snacks
    • Sales de régimen.

La frecuencia de consumo de alimentos para los distintos estadios de la insuficiencia renal es la siguiente.

Pre diálisis

Lácteos

1/2 rac/día

Frutas

1-2 rac/día

Verduras

2 rac/día

Legumbres

1-2rac/sem

Azúcares

4-6 rac/día

Féculas

3-6 rac/día

Carnes Pescados Huevos

1 rac/día

Grasas

8-10 rac/día

Agua y otros

4-8 rac/día

El potasio en la IRC

El potasio es un mineral que se encuentra en muchos alimentos que consumimos. Su función es mantener los latidos del corazón regulares y el buen funcionamiento de los músculos. Los riñones se encargan de mantener el nivel adecuado de potasio en el organismo. Cuando los riñones fallan es necesario mantener el potasio en unos límites restringiendo algunos alimentos que pueden aumentar el potasio hasta niveles peligrosos.

Si el nivel de potasio es alto los síntomas que se pueden encontrar son debilidad, entumecimiento y hormigueo. Si es demasiado alto pueden causar un ataque al corazón.

  • Se recomiendan:
    • Empleo de verduras congeladas,
    • Consumo de frutas en conserva y cocinadas
    • Vegetales en lata desalado
    • Consumo de legumbres 1 vez/semana
    • Tecnología del remojado sobre verduras, hortalizas, setas y legumbres
    • Tecnología de la doble cocción.
    • No recomendado:
      • Frutas y frutos secos
      • Frutas: Albaricoque, uvas negras, grosellas negras, plátano, aguacate, coco, zumos de frutas naturales y comerciales.
      • Chocolate y derivados lácteos chocolateados
      • Alimentos integrales
      • Productos Alimenticios de régimen
      • Zumos de frutas naturales y envasados

El fósforo en la IRC

El fósforo es necesario para la formación de los huesos entre otras funciones.

Los riñones sanos son capaces de eliminar el fósforo extra de nuestro cuerpo pero cuando se padece IRC el P no se elimina correctamente.

Altos niveles de P pueden dañar nuestro cuerpo ya que provoca la expulsión del calcio de los huesos, haciendo a estos más débiles. También, altos niveles de calcio y fósforo pueden dar lugar a depósitos de calcio peligrosos en los vasos sanguíneos, pulmones, ojos y corazón.

Por estas razones es muy importante tener bajo vigilancia los niveles de P. A continuación se muestran una serie de consejos alimentarios en el caso de que se tengan los niveles de fósforo aumentados en el organismo.

  • Recomendado:
    • ½ ración de lácteos al día. Aunque si el paciente presenta niveles adecuados de K, puede sustituir la leche de vaca por leche de soja o almendras.
    • Legumbres como plato único 1-2 veces/semana
    • Consumo preferente de pescado blanco al azul
    • 1-2 yemas de huevo/semana
    •  No Recomendado:
      • Leche enriquecida, derivados lácteos chocolateados, quesos cremosos para untar, semicurados y curados
      • Frutas y frutos secos
      • Guisantes frescos y congelados ,champiñones, setas
      • Soja
      • Cereales de desayuno: avena, muesli, bollería
      • Pasta al huevo
      • Vísceras y mollejas
      • Pescados ahumados y salazones, mariscos, crustáceos, moluscos
      • Dulces: Pastelería, confitería, chocolate y cacao
      • Productos integrales

El sodio en la IRC

Cuando los riñones no están sanos, el sodio y el líquido se acumulan en nuestro cuerpo. Esto puede causar inflamación en los tobillos, hinchazón, aumento de la presión arterial, dificultad para respirar y/o líquido alrededor del corazón y los pulmones. Es necesario reducir el sodio de la dieta.

Más información

Contenido adiccional

Bibliografía
En Alimmenta hemos ayudado a +9000 personas

Cuéntanos tu caso

Acepto la política de privacidad

Salimos en
La 1
La 2
Antena 3
La Vanguardia
El País
Mens Health
Sport Life
El Mundo
Onda Cero
ABC
Womens Health
Tele 5