Bienvenido a Alimmenta, dietistas-nutricionistas. Si necesitas atención personalizada, llámanos al 93 218 95 32 x

La hiperuricemia consiste en tener el ácido úrico elevado en sangre. El síntoma más temido de esta enfermedad es el ataque de gota, que se produce al depositarse el acido úrico en las articulaciones. La gota provoca un dolor extremadamente elevado que hay que intentar evitar en la medida de lo posible. Con una buena alimentación, pautada por un dietista–nutricionista, se consigue disminuir los niveles de ácido úrico en sangre y aumentar el control de la situación para evitar que aparezcan los ataques de gota.
En el siguiente vídeo os cuento en qué consiste la enfermedad y cómo reducir el ácido úrico a través de la dieta.

 

El ácido úrico en el organismo

dieta acido uricoEl organismo humano es muy sabio e intenta siempre protegerse de las sustancias que pueden causar algún daño a los órganos vitales. Es por esta razón que cuando el ácido úrico está demasiado elevado en sangre y, por lo tanto puede ser peligroso para el organismo, el cuerpo envía este exceso de ácido úrico lo más lejos posible de los órganos vitales y sobretodo del corazón. ¿Dónde? A la punta de las extremidades. De esta manera el ácido úrico se acumula en forma de “Tofos” en las articulaciones de los dedos de los pies y/o de las manos, desencadenando la gota. La gota es muy dolorosa debido a que, al estar producida por un ácido, se produce una quemadura interna.

Por qué se eleva el ácido úrico en sangre

El ácido úrico puede estar alto debido a factores endógenos (el propio cuerpo lo fabrica) y exógenos (a través de la alimentación). Para entender cómo funciona el metabolismo del ácido úrico vamos a explicarlo con la ayuda de este esquema:

El ácido úrico es una sustancia que se forma a partir de las purinas (las dos principales responsables de ello son la Xantina y la Hipoxantina). Las purinas pueden aparecer por que el mismo organismo las fabrica, pero mayoritariamente lo hacen a través de los alimentos que las contienen. El cuerpo es capaz de regenerarse constantemente (regeneración celular), por esto existe una vía de recuperación donde las purinas son “recicladas” por el propio organismo. Lo normal es que una parte de las purinas se utilice para renegar las células del organismo y que la otra parte se elimine por la orina en forma de ácido úrico.

El problema es que la vía de eliminación natural de ácido úrico a través de la orina es muy pobre. Es por esta razón que un exceso de ácido úrico en vez de ser eliminado se queda en la sangre provocando la hiperuricemia. La cantidad de ácido úrico que puede quedar circulando en sangre es limitada. Aquí es cuando pueden aparecer dos problemas muy comunes:

  • La cristalización del ácido úrico en la orina formando “piedras en el riñón”.
  • La deposición del ácido úrico en las articulaciones en forma de Tofos, que podrá desencadenar un ataque de gota.

 

Eliminar el ácido úrico del organismo

Para bajar el ácido úrico hay que tener en cuenta muchos factores en la alimentación que están relacionados con estos mecanismos. Habrá que actuar teniendo en cuenta todos los factores que influyen en la formación de ácido úrico, pero también en su eliminación del organismo.
dieta acido uricoPara incrementar la eliminación del ácido úrico por la orina:

  • El pH de la orina: según la alimentación que se lleva a cabo o incluso medicamentos que se tomen, puede variar el pH de la orina. ¿Cómo influye el pH para reducir el ácido úrico? Si el pH es ácido se elimina poca cantidad (15mg/dl) y hay peligro de formación de piedras de riñón y de aumento de los niveles de ácido úrico en sangre. Sin embargo, en un pH básico o neutro la capacidad de solubilizar el ácido úrico para ser eliminado por la orina puede llegar a multiplicarse por diez (hasta 150-200mg/dl). La manera habitual de alimentarse de la sociedad actual hace que la orina sea muy ácida. La solución a este problema es un cambio de hábitos a través de una mejora en los alimentos y las cantidades que se comen de cada uno de ellos.
  • Control de las Kcal. ingeridas: se debe hacer una dieta suficiente en proteínas y en energía. Si se realiza una dieta de adelgazamiento hay que llevar un control muy exhaustivo por el dietista–nutricionista porque puede incrementar los niveles de ácido úrico de la persona. ¿Cómo? Al perder peso el organismo produce cuerpos cetónicos. Éstos acidifican el pH de la orina y además compiten con el ácido úrico por ser eliminados a través de la orina. Por lo tanto, si se sufre de hiperuricemia es peligroso hacer ayunos, estar demasiadas horas sin comer o hacer una dieta de adelgazamiento que no esté controlada por un profesional de la nutrición humana y la dietética.

Para reducir los niveles de ácido úrico en sangre y evitar ataques de gota:

  • La ingesta de purinas: La manera más eficaz para controlar los niveles de ácido úrico en sangre es eliminando de la dieta los alimentos que contienen más cantidad de purinas, como las vísceras. Por lo general la mayoría de alimentos que contienen colesterol también contienen purinas. Saltarse la dieta, incluso en un momento muy puntual, ya es suficiente para que pueda desencadenarse un ataque de gota.

Dieta para el ácido úrico alto

La dieta para la persona que quiere disminuir los niveles de ácido úrico en sangre es complicada y puede resultar contradictoria. Por un lado, interesa basificar el organismo para favorecer la eliminación del ácido úrico por la orina y por otro lado evitar los alimentos ricos en purinas. A la práctica esto se complica ya que algunos alimentos que serían beneficiosos para una de estas funciones, no estarían indicados para la otra.

  • Alimentos acidificantes (por lo tanto a disminuir): todos los cereales y derivados (pasta, arroz, pan, harinas, maíz), las carnes (tanto rojas como blancas), el pescado (blanco y azul) y los huevos.
  • Alimentos basificantes (por lo tanto a potenciar): frutas, verduras, hortalizas, legumbres, tubérculos.

Cantidad de purinas de los alimentos

Debemos de evitar los que contienen más cantidad:

  • Entre 800-150mg/100g. de alimento: vísceras, patés, embutidos, pescado azul de tamaño pequeño (se come entero), marisco (en las vísceras, cabezas…).
  • Entre 150-70 mg/100g. de alimento: carnes rojas y de caza, habas, lentejas, pescado azul de gran tamaño.
  • Entre 70-50 mg/100g. de alimento: carnes blancas (la que menos purinas contiene es el conejo), el resto de legumbres no nombradas anteriormente (garbanzos, judías blancas, soja, guisantes), coliflor, espárragos, espinacas y setas.
  • Entre 50-0 mg/100g. de alimento: lácteos, el resto de verduras no nombradas anteriormente, tubérculos, raíces, cereales refinados (sin germen), frutas.

Recomendaciones nutricionales para la hiperuricemia

  • En el caso de las frutas no se debe realizar un abuso (tomar máximo 1 pieza al día) ya que el azúcar que contiene, la fructosa, se transforma en xantina (una purina) al ser metabolizado por el cuerpo.
  • También es importante la cocción y la preparación de los alimentos. Las purinas son solubles en agua. ¿Esto qué significa? Qué se puede reducir el contenido de purinas de los alimentos si se cortan pequeños se dejan en remojo y se hierven con mucha agua. Por el contrario, hay que evitar tomar caldos elaborados con pescado o carne, ya que las purinas habrán pasado al agua.
  • Se debe aumentar la ingesta de agua y líquidos de la dieta a 2-2,5 litros/día. Tomar infusiones y aguas carbonatadas naturales son buenas opciones que pueden ayudar a llegar a estas cantidades.
  • Mantenerse en un peso correcto y evitar la obesidad también es de gran ayuda, ya que cuanto más pequeño es el cuerpo menos ácido úrico fabrica de manera endógena (el propio cuerpo).
  • Se deben evitar los ayunos, repartir bien las comidas a lo largo del día y hacer un mínimo de 3 comidas principales.
  • Consumir algas y frutos secos de manera habitual es muy recomendable en las personas que sufren de hiperuricemia.
  • Se debe procurar hacer una alimentación rica en calcio (mínimo 1000mg/día) para evitar la formación de piedras en el riñón de ácido úrico.
  • Moderar el consumo de sal de la alimentación o incluso eliminarla por completo para aumentar la diuresis.
  • Es imprescindible eliminar el alcohol de la dieta.

La dieta es un factor importante a tener en cuenta para conseguir bajar el ácido úrico en sangre. Para ello el papel del profesional de la nutrición humana y la dietética es el elemento clave. Confía en el equipo de dietistas – nutricionistas de Alimmenta (miembros de la ACDN), te confeccionamos una dieta adaptada a tus necesidades y te enseñamos de la manera más fácil cómo comer.

Más información

Alimmenta en los medios

Migrañas, dieta y déficit DAO

Migrañas, dieta y déficit DAO

Júlia Farré nos cuenta en el programa Mas Morning de M80 radio qué es el déficit DAO y cómo puede ayudar a la gente que tiene migrañas una alimentación personalizada. Un porcentaje muy alto de las personas que padecen migraña tie[...]

Júlia Farré como parte del equipo de Saber Vivir en Las mañanas de La 1

Júlia Farré como parte del equipo de Saber Vivir en Las mañanas de La 1

Los días 28, 29 y 30 estuvo nuestra compañera Júlia Farré formando parte del equipo del programa Saber Vivir que emite cada mañana La 1 de Televisión Española. A diferencia de otras ocasiones en las que acudíamos como invitados, e[...]

Hablando en M80 sobre cómo reducir el colesterol

Hablando en M80 sobre cómo reducir el colesterol

Júlia Farré estuvo con Sergi Mas en el programa Mas Morning de M80 radio rompiendo algunos mitos sobre el colesterol. Primer explicó qué es el colesterol, por qué hay "un colesterol bueno y uno malo" y cuáles son los valores de re[...]

Hablando de la hernia de hiato en M80 Radio

Hablando de la hernia de hiato en M80 Radio

La semana pasada estuvo Júlia Farré hablando sobre la hernia de hiato en el programa Mas Morning de M80 Radio. En ocasiones la acidez de estómago o tener una mala digestión se confunden con un problema más grave como es una hernia[...]

En el blog

La dieta cómo factor de protección frente al cáncer

La dieta cómo factor de protección frente al cáncer

Escrito por: Eva María López García

El nombre de cáncer agrupa un conjunto de enfermedades que tienen en común una proliferación celular incontrolada. Se produce cuando, por razones aún no bien co[...]

Promoción lactancia materna en niños pretérmino

Promoción lactancia materna en niños pretérmino

Escrito por: Noelia Ramos

La mayor supervivencia neonatal obtenida  por los conocimientos en medicina perinatal y la alta tecnología intensiva neonatal ha ido paralela a la investigación[...]

Lactancia materna: beneficios sobre la salud

Lactancia materna: beneficios sobre la salud

Escrito por: Marina Eraña

La lactancia materna es uno de los actos más beneficiosos que una madre puede ofrecer a su hijo. A lo largo de los años, se ha logrado demostrar científicamente[...]

Verdades y mentiras sobre la soja

Verdades y mentiras sobre la soja

Escrito por: Jéssica Hierro

La semana pasada me enviaron un cuestionario para la revista Elle sobre la soja y me gustaría compartir las respuestas con los lectores del blog. Las leches pr[...]

Bibliografía

  • Nutrición y dietética clínica. Jordi Salas – Salvadó. Elsevier Masson.
  • Tratado de Nutrición. Ángel Gil Hernández. Editorial Médica Panamericana.
  • Nutrición Aplicada y dietoterapia. Javier Aranceta. Eunsa. Ediciones Universidad de Navarra.
  • Soyfoods, hyperuricemia and gout: a review of the epidemiologic and clinical data. Asia Pac J Clin Nutr. 2011;20(3):347-58. Messina M, Messina VL, Chan P. Department of Nutrition, School of Public Health, Loma Linda University and Nutrition Matters, Port Townsend, WA 98368, United States.
  • Managing your patient with gout: a review of treatment options. Postgrad Med. 2011 May;123(3):56-71. Doghramji PP. PMSI Comprehensive Healthcare, Collegeville Family Practice, Collegeville, PA, USA.
  • Purine-rich foods, protein intake, and the prevalence of hyperuricemia: The Shanghai Men’s Health Study. Nutr Metab Cardiovasc Dis. 2011 Jan 27. [Epub ahead of print] Villegas R, Xiang YB, Elasy T, Xu WH, Cai H, Cai Q, Linton MF, Fazio S, Zheng W, Shu XO. Vanderbilt University Medical Center, Nashville, TN 37206, USA.

Sobre la autora

Júlia Farré Moya
Me llamo Júlia Farré y soy Diplomada en Nutrición y Dietética y postgrado en Nutrición y Obesidad por la Universidad de Navarra. Tengo una amplia experiencia en proyectos de educación nutricional, como ponente en charlas y conferencias y ayudando a las personas a mejorar sus hábitos de alimentación. Me encanta ver cómo mejora la salud de nuestros clientes y su calidad de vida mejorando y adaptando su alimentación a su estilo de vida y sus necesidades.
Júlia Farré Moya
Júlia Farré Moya

Últimos artículos de Júlia Farré Moya (ver todos)

1

¿Necesitas atención personalizada?

En Alimmenta somos dietistas-nutricionistas, pertenecemos a la Asociación Catalana de Dietistas-Nutricionistas y a la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas.

Nuestra clínica está reconocida como Centro Sanitario por la Generalitat Catalana (E08957632).

Contamos también con una Psicóloga Clínica y un Entrenador Personal para reforzar aquellos casos que lo necesiten.

Además, no vendemos productos ni tenemos relación comercial con ninguna marca por lo que nuestro asesoramiento está basado en una alimentación sana, equilibrada y con evidencias científicas.

2

Contacta con nosotros

Llámanos al  93 218 95 32 o mándanos un mensaje desde este formulario





Nombre

Email

Mensaje

 Acepto la política de privacidad

3

y síguenos en nuestras redes sociales

Salimos en

Trabajamos con

© Derecho de autor - Alimmenta, dietistas-nutricionistas